Los valles azules. Soneto

Los valles azules y las cañadas
de un mundo feliz e imaginado
se hundían entre las cumbres heladas
bajo un cielo azul y estrellado.

Las gentes en sus casas atareadas
al calor de la familia y el hogar
vivían tranquilas y esperanzadas
mientras veían a sus niños holgar.

¿Por qué lo sencillo nos avergüenza
aun siendo una felicidad inmensa
aunque al final a nadie le convenza?

¿Por qué nos atrae lo tenebroso,
aquello que nos deja el alma tensa
lo oscuro, lo rojo y lo escabroso?
.

Puede dejar un comentario, o trackback desde su propio sitio.

Deje un comentario

Imagen CAPTCHA
*

Powered by WordPress | Designed by: seo | Thanks to seo company, seo services and seo firm