Música y poesía

646F7D57-C5C4-40F4-A01F-EE34DC40F83C

La música es pasión, amor y nostalgia, decía Richard Wagner. Sí, es verdad, pero también nos hace sentir paz, alegría, serenidad, placer, misterio, inquietud, ira, pena, felicidad, deleite, entusiasmo, melancolía, sorpresa, asombro, euforia. Locura también.

Sentimientos que todos hemos experimentado al oír la música porque la música es pura emoción y expresividad de los sentimientos que va mucho más allá que las palabras. Expresa lo que no se puede expresar en palabras. Pero tampoco puede ir más allá del sentimiento.

Las palabras, la auténtica poesía es casi música. Es musical, tiene armonía, métrica, tempo, tiene ritmo, tiene cadencia, altura, intensidad: forte, vivace, suave, piano… la poesía tiene estrofas, tiene versos y acordes.

Y cuando una poesía se declama, recita y vocalmente se representa, cuando se pronuncia y entona con un fondo musical, entonces se potencia enormemente su emoción. Un piano, un arpa… Ya los griegos y luego los romanos declamaban sus poesías con una lira. La lira era instrumento de ángeles y poetas.

Música y poesía están unidas. Para lo bueno y para lo malo.

P.D.:
La Ópera es un intento de unir un relato más o menos poético, lírico, con la música y los gestos, la coreografía fantástica que acompaña a la música y al relato. El cine. No puede vivir, no puede existir si la música. La música en la que da intensidad a las imágenes y al relato. Sin música no sería nada. Acordaros del cine mudo. Tenían un piano que sonaba durante la proyección.
.

Puede dejar un comentario, o trackback desde su propio sitio.

Deje un comentario

Imagen CAPTCHA
*

Powered by WordPress | Designed by: seo | Thanks to seo company, seo services and seo firm