Bienvenida al encuentro LA VUELTA A LA NORMALIDAD SANITARIA. Cómo afrontar el futuro

En mi calidad de presidente de la Fundación Bamberg, es un honor para mí contar con el apoyo que significa la presencia de la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Una mujer valiente, trabajadora infatigable y entusiasta, que ha estado al pie del cañón, de manera ejemplar, atendiendo a todo lo vivido en esta crisis pandémica y sanitaria y que en breve nos pronunciará unas palabras con las que se inaugurará este segundo evento “Cómo afrontar el futuro” del ciclo “La vuelta a la normalidad sanitaria”. Muchas gracias, querida Isabel.

Pero antes de pasarle la palabra voy a hacer un ligero repaso de las conclusiones que he sacado del primer encuentro realizado el 25 de mayo, comenzando por comentar las experiencias en los hospitales.

Durante esta crisis sanitaria originada por la pandemia, intensivistas, internistas, infectólogos, neumólogos, médicos de primaria, epidemiólogos,
facultativos y enfermeros, directores médicos y gerentes… trabajando codo con codo, han podido constatar la especial importancia de la transversalidad, las sinergias, y la puesta en común de experiencias y observaciones. Importancia que en el futuro será aplicable al enfoque y el tratamiento de enfermedades en las que la trasversalidad es ya una realidad incuestionable.

En este sentido el gerente del Hospital Gregorio Marañón, Joseba Barroeta, nos dijo que los cuadros médicos gracias a su base troncal, realizaron partes de la atención que antes no correspondía a sus funciones. También el director médico del hospital Clinico San Carlos, Julio Mayol, aseguró que esta experiencia nos ha enseñado una nueva forma de trabajar en equipo, esta crisis ha roto los silos en los hospitales, una forma de trabajar en equipo que también requiere una nueva formación de médicos, porque se dieron casos en los que residentes R3 y R4 estuvieron al frente de equipos de cardiólogos, dermatólogos y otros especialistas.

Esta pandemia nos ha enseñado a todos a valorar el trabajo en equipo, nos ha enseñado a improvisar ante acontecimientos antes no sufridos, nos ha enseñado a trabajar ante situaciones de estrés y a reaccionar ante la incertidumbre, lo que, con toda seguridad, marcará sus futuras actuaciones frente a la enfermedad y el abordaje de los pacientes.

También hemos pasado por un estrés en la investigación clínica sobre el terreno. En la búsqueda de medicamentos para tratar el Covid19, en la prueba de medicamentos existentes, en la prueba de antivirales para ver su efectividad con el nuevo coronavirus SARS-Cov-2. Y, como no, en el desarrollo de vacunas bajo la presión de la pandemia.

De todo esto tenemos que descubrir qué oportunidades hemos detectado para mejorar los procesos de uso compasivo de medicamentos, de ensayos clínicos, de aprobación de medicamentos, de agilidad, salvando burocracias, mejorando la comunicación y la accesibilidad mutua y estableciendo procesos más eficientes y eficaces.

El Consejero Delegado de Ribera Salud, Alberto de Rosa, comentó que esta crisis servirá, sin embargo, para acelerar la digitalización de la Sanidad. Una digitalización que debe llevar a los hospitales más allá de sus paredes, a las residencias y domicilios.

El anterior Secretario General de Sanidad y catedrático de Salud Pública, José Javier Castrodeza recomendó realizar un análisis desapasionado y técnico de todo lo vivido, en un país bien calificado en términos sanitarios hasta hace pocos meses y que, sin embargo, tuvo que sufrir algunos de los efectos más severos de la pandemia en el mundo.

El senador Rubén Moreno propuso, como viene diciendo desde antiguo, y para evitar imprevisiones como aquellas en las que incurrió el Gobierno, la creación de una Agencia Estatal de Salud Pública y Emergencias Sanitarias con dotación suficiente para actuar e investigar. Esta institución debería reforzarse con una plataforma de generación de vacunas con reservas estratégicas, además de crear un núcleo, o pull, de personal especializado siempre preparado para acudir a las zonas de crisis sanitaria.

El consejero de Hacienda y Función Pública del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Javier Fernandez-Lasquetty, afirmó que volver a la normalidad no es una descongelación ni depende de apretar un botón, porque hubo muchas víctimas y muchas cosas se destruyeron. No es como parar un video y luego ponerlo en marcha.

Jose Ramón Luis Yagüe nos informó de que la industria nacional tiene 80 plantas de producción de fármacos que cuadruplicaron su actividad para atender a 28 millones de pacientes crónicos en estos meses tan difíciles, porque abastecimiento, producción y distribución ayudaron a solventar los problemas sanitarios dentro de un compromiso multisectorial.

Margarita Alfonsel, secretaria general de Fenin, quien hizo un esfuerzo muy elogioso de aprovisionamiento fletando aviones y más aviones con material sanitario, al igual que los demás, pidió al Ministerio de Sanidad, reservas estratégicas para el país, de cara a evitar falta de dispositivos ante nuevas crisis posibles.

A nadie le gustó la palabra “reconstrucción”, proponiendo en su lugar la de “recuperación”, pues nadie entendía que nuestro sistema esté destruido. En este sentido, Teresa Millán prefirió hablar de construir la Sanidad de un nuevo siglo y no de reconstruir, también elogió el gran trabajo realizado por unos profesionales sanitarios que, a su juicio, deberían estar mejor pagados, y concluyó con la aseveración de que la normalidad a la que aspira el país dependerá de las vacunas y los tratamientos que se consigan.

En el próximo encuentro del 7 de julio, sobre el Impacto del COVID19 en las patologías más prevalentes, analizaremos cómo ha resultado afectada la actividad médica y quirúrgica respecto a las enfermedades más prevalentes como el cáncer, las enfermedades inmunológicas e inflamatorias, las enfermedades cardiológicas, las neurológicas, degenerativas, etc. Trataremos de reflexionar sobre los daños colaterales y el posible agravamiento de estas patologías, sobre cómo resolver el atasco formado, cuando ya sufríamos de largas listas de espera, y las nuevas oportunidades de mejora en la eficiencia y eficacia en el tratamiento de estas enfermedades.

Este resumen, querida presidenta, espero que te resulte útil en lo que se refiere a las lecciones aprendidas y las oportunidades identificadas por los participantes del anterior encuentro. Seguro que en este encuentro que ahora comienza, avanzaremos para construir entre todos un mejor sistema de sanitario para el cuidado de la salud de nuestros ciudadanos.

Muchas gracias.

Tiene la palabra, doña Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid.

Puede dejar un comentario, o trackback desde su propio sitio.

Deje un comentario

Imagen CAPTCHA
*

Powered by WordPress | Designed by: seo | Thanks to seo company, seo services and seo firm